¿Por qué?

john-le-carre_1410289c

“Los libros malos son un negocio muy lucrativo. Creería yo que, al menos en ciertos casos, es aún más lucrativo que los buenos”.

Yo

Hoy, fumando un cigarrillo y mirando hacia afuera por la ventana me pregunté por qué no escribo más (en este blog). No es esta la primera de las veces en las que me hago tal planteo; de vez en cuando miro con algo de nostalgia el blog y pienso en que podría volver a las andadas. Pero no.

Hace ya casi un año que no pongo nada aquí – y eso lo sé porque me tuve que fijar – y para ello hay un motivo. Como para todo.

La cosa, creo yo, es así: para escribir hay que tener ganas y las ganas dependen del contexto en el que el escritor (o escribiente pues un blog se “escribe sobre la marcha”) se encuentre. ¡Me definí como un escritor! ¡Descaro! ¡Oprobio! Pero si, si uno escribe cosas y las hace públicas – las publica – es un escritor y serlo no significa nada más que eso. La autopublicación, el blog y otros medios electrónicos (y económicos) permiten publicar cualquier cosa; desde “En Tren a Bella Vista” a “Cincuenta Sombras de Grey”; hijos ambos de las bondades de internet.

No escribí nada en todo este tiempo, entonces, porque no se me daba la gana. ¿Por qué eso? Porque los menesteres de la vida, la temática y calidad de los libros que leí en estos meses conspiran contra la faena (¡vamos! si este blog no es más que un “coso” donde pongo lo que se me canta en base a lo que leo).

Se me haría bastante difícil – sino imposible – escribir acá sobre los varios libros de economía que acumulé en mis lecturas del último año (nada más aburrido que la economía) , nada más alejado de lo que publiqué en los años de “En Tren a Bella Vista” y nada más pedorro para los lectores – pocos mas fieles – que entraban al blog a ver qué cosa se me había ocurrido tipear. No pienso reseñar textos sobre “preferencia temporal”, “free-riders”, “historia económica desde alguna escuela” o lo que fuera. Tampoco la pavada.

El tema no es tan simple porque, aún con el humor torcido para estos menesteres y la pila de textos que nada tienen que ver con este blog, me dediqué a leer unas cuantas tonterías porque ¡no jodamos! leer de corrido y en orden todas las novelas de John le Carré no es como para pavonearse ni para andar escribiendo reseñas.

En el fondo y no tanto, entonces, la verdad de verdades queridos lectores es que para que yo pueda mandarme algún articulito tengo que leer libros buenos y, así, esto caminaría. Discúlpenme – si acaso les interesa lo que pongo en este blog – por mis lecturas pedorras pero…¿qué se le va a hacer? ¿Leer libros buenos?

Quizás me dejo de ridiculeces y vuelvo a lo seguro. A mí, después de todo, me parece bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Por qué?

  1. Manola dijo:

    Primero que todo, No. Me opongo. Lo contradigo. ¿Por qué? Por dos razones. Primero porque soy gallego. Segundo porque me parece que Ud. se creyó que esta era una columna de crítica literaria y no se dió cuenta que estábamos acodados en la barra de un bar. Un bar más bien berreta, donde uno hace un alto cuando se topa con un alma amiga y donde lo que menos importa es la consumición y su calidad (o falta de).

    Usted es viajante. Y en el “sanmar” la mitad de las veces se lée, y la otra se cavila. Los libros fueron siempre una excusa, para pedir otra ronda antes de salir del bar.

    Quédese un rato más, que ya pedí otra jarra.

  2. Moro dijo:

    Deje de joder y vuelva, que nunca es cuestión de libros solamente. Saludos.

  3. sebastián dijo:

    Amigo, siga con el blog. Ademas, si se tomó el trabajo de leer de corrido -y en orden- los libros de Le Carré, quizás pueda compartir algunas impresiones. Es literatura menor pero interesante. Un abrazo

    • El Viajante dijo:

      Sebastián,

      Le Carré se puede leer de corrido. Al tercer libro se genera una mecánica similar a la que produce el noble arte de mirar series de televisión previamente transmitidas.

      Ahora pego un posteo cortito al respecto y Ud me dice ¿qué le parece?

  4. Harold Godwinson dijo:

    Tarde pero seguro.
    Me alegra su decisión. Somos esclavos de las autoprofecías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s