¿Literatura?

Burning-book-001

“Me contaron que bajo el asfalto 

existe un mundo distinto 

con gente que nunca vio el sol 

y no conoce los ruidos”. 

Sandra Mihanovich.

Canción berreta escuchada en la puerta de un café literario entonada por un participante.

Hoy asistí, contra mi voluntad, a un taller literario. No entrecomillé las últimas dos palabras de las frase anterior porque sé que abuso de ese recurso ortográficamente horrendo pero, tendré que decir, jamás hubiera sido mejor aplicado que en este caso. No tengo experiencia suficiente como para afirmar que todos los talleres de esta naturaleza son una bazofia pero supongo que se acercan. Quizás esté equivocado y, si es así, ¡enhorabuena!

Una hora junto a la veintena de poetas anónimos me bastó para ponerme a pensar en que existen ciertos individuos capaces de mantener una conversación, escribir, y hacer alguna que otra cosa más utilizando solamente clisés…y de los más berretas.

El individuo en cuestión considera que sustantivos tales como “magia”, “espíritu”, “alma”, “amor”, “corazón”, “fuego”, “lluvia” o “sol”, por indicar algunos pocos, son estrictamente necesarios en el vocabulario de un escritor y, como se consideran tales, los emplean a placer – a placer de ellos, claramente-. Si hiciera una lista de adjetivos la cosa se pondría peor y ni qué hablar si me pusiera a enumerar adverbios, se pondría feo, feo. No voy a poner a mis pocos lectores en el brete tremendo de aguantar una caterva de voces que chorrean grasa y empachan de manera tremebunda, pero si voy a apuntarle los cañones al fenómeno de los talleres literarios compuestos por iletrados.

Duro es, sin duda alguna, acusar derechito a las masas de poetas amateur de iletrados pero, dura lex sed lex. Es más, estos versificadores – si acaso usan el verso- iletrados no son sino un producto lógico de la descomposición de la sociedad argentina en general y de la barbarización en particular.

Legiones de señoras entradas en años, codo a codo con hombres de panzas y zapatillas de nobuck blanco ocupan sus sillas en los cafés (que no son cafés) literarios (que no son literarios) en la búsqueda de un pequeño público (ellos mismos) que les aplauda sus obras que, en mayoría, fueron confeccionadas (porque no les aplicaría otro mote) específicamente para la tenida.

-¿Cual es el tema de hoy? Preguntará sin duda en un taller literario X, en un lugar indeterminado Y, una señora que supo ser maestra de grado.

-El dolor. Como todos los segundos martes de cada mes Irma. Responderá firme algún varón enfundado en, seguramente, una camisa de poliester a cuadritos.

-¡Qué bueno!

-¡Si! siempre hay que hablar del dolor. Todos amamos y a todos nos duele algo. Es hermoso.

-Tenés razón Carlitos. Tenés razón. Aclarará otra doña de zapatillas con apliques dorados y plateados y el logo de una marca importante.

Pasarán entonces a leer y a leerse, mutuamente, sus poemas sin métrica (pues es mejor, más fácil y más moderno según lo que escucharon por ahí) que versan sobre un amante juvenil, la muerte de un perro querido de nombre  Sultán o Quique, los desaparecidos del último gobierno cívico-militar, la triste vida de un triste señor que en realidad “era feliz, aunque nadie lo supiera” o cualquier otra fruslería que venga a cuento.

Aplausos, cafés de filtro, bizcochitos de grasa, alguien que recuerda a un antiguo miembro de la logia ya muerto o haciendo los trámites y concluirá la velada que así como se inició, termina en silencios rotos por risas que se parecen más a las de un coqueteo cincuentoso que a cualquier otra cosa.

No hay que olvidar que, durante la práctica del taller se oirán comentarios en voz alta acompañados por un movimiento de cabeza del comentador, como buscando la aprobación general, del tipo de “(…) leyendo un libro de Borges” o “¡Si, si!, Alfonsina Storni, que hermoso”, sucedidos de “!me encantan sus novelas!” y “¡qué vida!, ¡gran mujer!”.

No hay San Agustín y no hay Lewis, no hay referencias evangélicas. Nadie se acuerda, en la lectura sobre “el dolor y el amor”, de Kierkegaard. Tampoco de Sarte, ¡qué va!, ni de su amigo Camus. Pero, posiblemente, y con la voz firme y tensa alguien, seguramente una mujer de unos treinta y picos, dirá que hay esperanzas pues no olvidemos que

– En chino crisis también significa oportunidad ¡viste!

Afirmación generalizada y aplauso cómplice.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a ¿Literatura?

  1. Joven PRO dijo:

    jajaja viajante me alegro el día, no puedo parar de cagarme de risa. su post es muy cómico pero mas aun, leerlo siendo que lo conozco tanto que me imagino sus gestos comentándome esto mismo mientras se muerde las manos, prende un pucho y de alguna manera que nadie conoce tambien respira y no puedo hacer cesar mis carcajadas en esta oficina de la esclavitud moderna donde vengo a ser el “raro” por no decir el loco o mas conocido como “católico” Abrazo grande desde esta horripilante ciudad .
    un día despues del #18A!

  2. El Viajante dijo:

    Joven PRO,

    ¡Me alegra que se alegre!. O no soy tan mal tipo o, por lo menos, somos dos…

    Un abrazo.

  3. Estimado Viajante,

    digame que concurrió a ese lugar con el único fin de levantarse una mina. Caso contrario, no tiene perdón de Dios.

    Abrazo,

    • El Viajante dijo:

      Gualterio,

      Tendré que decirle que no, que no fui a levantarme una mina. Entre que si hago eso se me pudre el rancho, que las “minas” que asistieron al evento no pueden ser levantadas (ni en sentido figurado ni en sentido literal) y que mis menesteres allí eran de orden laboral, puedo afirmarle, querido Coronel, que fue un “evento” (les encanta esa palabra) de merde…

  4. marcos perez andalucia dijo:

    En estos dias de desazon, he encontrado tu blog . Esperando tus siguientes escritos sean tan buenos como este ,te mando un abrazo desde algun lugar de la pampa humeda.

    criollo y andaluz

    • El Viajante dijo:

      Me alegra que le haya gustado el posteo y que espere los próximos que, Dios mediante, no serán tan espaciados como los últimos. Fíjese, si quiere claro, los escritos viejos. Son casi cien ya en estos tres años de En Tren a Bella Vista. Si les parecen interesantes, entonces, ¡Enhorabuena!. Caso contrario sea indulgente.

  5. El Carlista dijo:

    Viajante, esta bazofia que inunda el feca no puede siquiera avivarse que perra es Deisy y perro Cacique. No enienden nada, ni entenderán; no sirven más.
    ¿Es que no tienen familia, o al menos un primo lejano que les digas que zapatillas de nobuk blanco atentan contra toda posibiidad de conseguir alguna vez un marido que les sirva para algo?
    No, “el hombre masa no tiene padres”, ni parientes.
    Vea: están estos renegados, y están de los que habla Castellani en su Psicología Humana. El cura decía que le gustaba encontrarse con la gente de Barrio Norte, que no era su barrio ni es el nuestro, porque hay un buen decir que valorar, un buen gusto, algo humano que a veces se encuentra. Claro que no es para resentidos, es para hombres. Las “actitudes heredadas” que distingen el hombre de la bestia. “El hombre es un heredero”, o nada de nada.
    Suyo siempre,

  6. Ludovicus dijo:

    Antes soportaba el chirusismo y el berretismo barrial, pero el kirchnerismo me ha vuelto, como a mi difunto padre el peronismo, asquerosamente reaccionario y elitista.

  7. El Viajante dijo:

    Lo entiendo Ludovicus… no sabe cuanto. Solo espero que esto no dure lo suficiente como para llevar a algunos de los buenos a, en la desesperación y el delirio, terminar tocando trompetas en las escalinatas de la Facultad de Derecho.

  8. Antonella dijo:

    Viajante gracias por la malicia cómica, buen post, nos hizo reír.

    tengale paciencia a las pobres señoras,

    affma.

  9. Casimiro Lafuente dijo:

    ¡Usted también, Viajante!¡Los sitios donde se mete! ¿No le basta con su ferroviario derrotero para ver tamaña insensatez? Decir “taller literario” es casi un oxímoron.Si busca literatura, por allí va mal. Lamento sus oblicuos dardos a don Jorge Luis, pero ahí sí que hay literatura. Si pudiera ud. leerlo sin prejuicios, preconceptos, presagios…!
    El tema que ud. cita como de S.M. en realidad es autoría de Horacio Fontova.
    Lo saluda,
    Casimiro

  10. Lupus dijo:

    Lindo tema, Viajante, tiene miga. En realidad, subtema. La literatura actual es el tema, ¡en especial la argentina! Tiene razón Casimiro: es un oxímoron. Y acá, además, aporía. Está ese cuento de Papini, el de la fábrica de cuentos: en una mesa los que se encargan de los personajes, en otra los responsables de las descripciones… narraciones en serie. Pero es otro subtema. Hay algo interesante en eso de que todo mundo quiera escribir, ¿no?

  11. El Viajante dijo:

    No hay dardos a Jorge Luis!, todo lo contrario. Fíjese bien!
    No sabía que era de Fontova, mal por él entonces!

  12. Casimiro Lafuente dijo:

    Perdone Viajante, interpreté mal su referencia.
    Coincido con Lupus, también es aporía. Ahora se usa decir “usina de pensamiento” para definir cualquier cachivache. Esa metáfora a la producción en serie, tan alejada del concepto de la idea y la escritura…
    Casimiro

    • Casimiro Lafuente dijo:

      Disculpe que insista, pero me gusta el tópico.
      Olvidó ud. referirse a una figura más patética en estos talleres: estoy aludiendo al autodenominado “coordinador” (nótese la delicada horizontalidad del cargo) que oficia de mistagogo haciendo constantes aportes a cada participación de los ingenuos aprendices, con la fingida modestia del que tiene el ancho de espadas aunque sea un cuatro de copas.
      Casimiro (insistente)

      • Casimiro Lafuente dijo:

        Esa gente (los coordinadores) merecerían la pena de ser lapidados, sustituyendo en este caso las piedras por libros (un neologismo provisorio podría ser “bibliotados”)
        Casimiro (exaltado)

  13. El Viajante dijo:

    Noto su exaltación don Casimiro y tendré que decirle que coincido. La horizontalidad del “coordinador” solo ES, en lo que respecta al mersismo que comparte con los demás miembros de la tenida. Peor es cuando el mentado líder se oculta tras algún apodo que considera (él y su grupo) señorial. En el café literario que inspiró estas líneas había un tal “Don Carlos” que inspiraba en sus seguidores una especie de reverencia sapiencial (o quizás el hombre tenía una sanguchería, la Sanguchería Don Carlos, quien sabe). Los otros, los que no eran del “club de don Carlos”, miraban con desconfianza el señor de sweater raído y cara de circunstancia que no “coordinó” porque el terreno no era absolutamente propio. Una especie de catequista vieja en versión atea.
    La próxima escribo algo menos malvado y dejo de hablar mal de la gente (merézcalo o no).

    • Casimiro Lafuente dijo:

      Es verdad, Viajante.
      También yo me dejé llevar por la maldad.
      “No juzguéis y no seréis juzgados” No aprendo nunca.
      Casimiro (mortificado)

  14. Whiskerer dijo:

    Estimado Viajante, o no leyó a P. G. Wodehouse -cosa que no creo- o su memoria le jugó una mala pasada y no recordó a Cuthbert Banks, que se metió en un taller literario por una pollera….. (ni siquiera por ellas Coronel, ni siquiera por ellas).

    “I do not know if you have had any experience of suburban literary societies, but the one that flourished under the eye of Mrs. Willoughby Smethurst at Wood Hills was rather more so than the average. With my feeble powers of narrative, I cannot hope to make clear to you all that Cuthbert Banks endured in the next few weeks. And, even if I could, I doubt if I should do so. It is all very well to excite pity and terror, as Aristotle recommends, but there are limits. In the ancient Greek tragedies it was an ironclad rule that all the real rough stuff should take place off-stage, and I shall follow this admirable principle. It will suffice if I say merely that J. Cuthbert Banks had a thin time. After attending eleven debates and fourteen lectures on vers libre Poetry, the Seventeenth-Century Essayists, the Neo-Scandinavian Movement in Portuguese Literature, and other subjects of a similar nature, he grew so enfeebled that, on the rare occasions when he had time for a visit to the links, he had to take a full iron for his mashie shots.”

    Un abrazo.

    Whiskerer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s