Filadelfia

Martes de noche,

“Philo with twelve years’ study hath been grieved
To be understood ; when will he be believed?”

An Obscure Writer. John Donne.

“A los fieles de los países del Plata, previniéndolos de la próxima

gran tribulación, desde mi destierro, ignominia y noche oscura”

Leonardo Castellani. Dedicatoria de Cristo ¿Vuelve o no Vuelve?

Intenté escribir – la semana pasada – acerca varias cosas: la mezquita de Palermo vista desde el andén del Sanmar, el puritanismo imperante, una mezcla de ambas cosas, la destrucción de la cultura (si acaso la hay por estos lares), William Faulker, Edmund Clerihew Bentley, la mamá de Belloc, una canción escrita hará unos 50 años por un miembro de la loca secta de los Shakers que no se si es sacrílega o muy buena, sobre John Donne, entre otros, y terminé dándome cuenta de que debía poner algunas cosas sobre Benjamín Benavides, el judío exégeta de la gran novela castellaniana cuasi homónima.

Dije por ahí, antes, que Castellani nos ubica en la Iglesia de Sardes modificando, a partir de ésta, la exégesis del Venerable Holzhauser en torno al Mensaje a las Siete Iglesias visto como una sucesión histórica desde el siglo I hasta el Fin. Bien, me equivoqué (o me engañó Castellani, o las dos cosas). Don Benya es claro: estamos en Philadelfia, Amor de Hermanos.

Me confundió, a propósito, como a todos, porque bien dice en mi edición de DICTIO (negra y amarilla) en página 155:

” – Las cinco primeras Iglesias de la Visión Primera representan cinco etapas de la historia de la Iglesia hasta nuestros tiempos.

Éfeso es la Iglesia Apostólica hasta la persecución de Nerón; Smyrna es la Iglesia de los Mártires hasta Constantino; Pérgamo es la Iglesia de los Doctores hasta Carlomagno; Thyatira es la Iglesia de la Cristiandad Europea hasta Carlos V; y desde allí la Iglesia de Sardes, que es la nuestra (…)”

Acá quedaría (¡y bien condicional!) claro que “Sardes es la nuestra”, al pensar de Castellani y que yo, en mi humildad obligada y pusilanimidad ferroviaria considero finiquitada. Pero !ojo! que se despacha con algo diferente a solos seis páginas, aclarando así la cuestión (!pucha digo! tercera vez que leo el libro, o quizás cuarta, y recién noto esto):

“(…) Históricamente hablando, a principio del siglo pasado finó el Imperio Romano.

– Según usted estamos pues en la Iglesia de Filadelfia, que significa Amor de hermanos. ¿Donde está el amor de hermanos?

-Aquí – dijo él – en estas flores: en la caridad de ustedes en visitar a un mísero judío y en esta conversación que tenemos. En la amistad verdadera que todavía se conserva en la Iglesia y que irá aumentando a medida que aprieten los tiempos… Y en lo que quizá debe venir.”

Preguntado el exégeta nuevocristiano de Benjamín Benavides, alter ego (o desdoblamiento de personalidad) de Castellani responde así, como diciendo !chin pum!, que ésta es la Iglesia de Filadelfia y a tomar mate.

Habría que ponerse a pensar que lo llevó a hacerse el sota con definir si la quinta o la sexta Iglesia de las epístolas joánicas es la correspondiente a los tiempos que corren (o corrían). En otro pasaje, y por las dudas nomás lo digo, el cura tuerto le pone fecha al comienzo de Filadefia: 1914, el inicio de la Gran Guerra como decían (ya no más) los europeos, la Guerra Grande, como la llama el propio Castellani en esa manía de, cada un par de párrafos, meter un neologismo medio acriollado. medio castellano del siglo XVI redivivo, o más facil La Primera Guerra Mundial.

No se, tenía que poner esto y aclarar algo que dije otrora. Me parece que los amigos que leen comentarán algo y los que no lo son aún, espero, también.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Filadelfia

  1. whiskerer dijo:

    Qué kilombo, Viajante. Y para enquilombarla más, me parece que luego, en el Apokalypsis, dice que estamos en Laodicea. Los Papeles de Benjamín Benavídez son muy anteriores a aquél. No tengo el libro a mano, pero prometo buscarlo.
    También hay un kilombo con el milenarismo, o milenismo, en la época de Benjamín Benavidez creo que pensaba que la Iglesia de Laodicea era la del reino de los mil años, con la Parusía ya acaecida. Luego, en el Apokalypsis, me parece que cambia… no se, lo único que tengo a mano ahora es lo del libro de Saenz sobre Castellani y el Apocalipsis, en el que parece decir que Castellani pensaba que estamos en Laodicea:

    “Anteriormente hemos señalado que para nuestro autor las Siete Iglesias a las que se envían sendos mensajes (cf. Ap 1-3) son tipos simbólicos de siete épocas del devenir histórico de la Iglesia. Cuando el vidente se dirige a las primeras Iglesias las impele a purificarse, pero cuando llega a las postreras, Filadelfia y Laodicea, el «haz penitencia» se trueca súbitamente en «he aquí que vengo pronto» (Ap 3, 11), y después: «mira que estoy a la puerta y llamo» (Ap 3, 20). Quizás estemos en esos momentos terminales, en los tiempos que corresponden a la Iglesia de Laodicea, una Iglesia tibia, ni fría ni caliente, con barnices de cristianismo, con ropajes de fe católica, pero signada por el convencionalismo y la rutina. Una Iglesia a la que Dios amenaza con vomitar de su boca. No dice: «te vomitaré» sino «comenzaré a vomitarte» (Ap 3, 16), amenaza que, según Castellani, corresponde a la «gran apostasía» anunciada por Pablo y el mismo Cristo. Por suerte el vómito no se consumará. Los que resistan o hagan penitencia se salvarán. Será la época de la parábola de la cizaña. Cuando llega el tiempo de la siega es cuando la cizaña se parece más al trigo. Por eso Cristo, al ver el mundo futuro desde aquel montículo de Jerusalén desde donde se divisaba el Templo, profetizó la Gran Tribulación Final, así como la decadencia de la Iglesia en su fervor, e incluyó en la profecía parusíaca, como typo de ella, la caída de la Sinagoga y el Templo, sobre todo en razón del fariseísmo que corrompió a la Sinagoga y es el mayor mal de la Iglesia actual. De ahí las palabras que el vidente dirige a la Iglesia de Laodicea: «Porque tú dices: rico soy, me he enriquecido, nada me falta. Y no te das cuenta de que eres un mendigo, digno de compasión, pobre, ciego y desnudo» (Ap 3, 17).” P. Saenz

  2. El Viajante dijo:

    ¡Y si! es un quilombo fabuloso. Yo acá tengo unos pelpas ordenados por un cura amigo que indican las diferencias entre Los Papeles de B.B y el Apokalypsis de San Juan. Son diferentes, claro está y este cura que le digo sostiene que hay que seguirlo al judío don Benya y no al cursito. No se… cosas de curas… aunque coincido con él, que le voy a decir…

    Que Laodicea es la Iglesia “posthistórica” lo dice sin decirlo en varias oportunidades porque, fíjese bien, Castellani defiende a los milenaristas (milenistas como dice en los Papeles…. en más de una oportunidad), expone las tesis milenistas pero no se define FORMALITER como tal en una sentencia (un: yo, Leonardo Castellani sostengo el milenio). Lo máximo es “CREO QUE HAY QUE INTERPRETAR EL CAPÍTULO XX DE FORMA LITERAL, SEGÚN LA REGLA DE ORO”. No se ponía nombres el cura tuerto cuando no le convenía o cuando prefería evitar el bulto por quien sabe que.

    Alguna vez, cuando me apetezca leer en el tren esos apuntes que le nombré antes, haré algún posteo minimamente coherente (o con esa pretensión) al respecto.

    Cheers!

    El Viajante

    • <>

      Es que no nos olvidemos que el Apokalypsis es un libro que fue sometido a censura (¡el imprimatur fue de Mons. Laguna!) y publicado por Paulinas.

      Me parece que en Los Papeles Castellani es más él mismo. Claro que utiliza la misma técnica que utilizará en otros libros: asumir dos personajes, en este caso Don Benya y el periodista Delrey. Y así no queda del todo claro cuál es la postura final del Padre… porque tal vez él mismo no lo tenía claro. Como dicen los ingleses, estaba “in two minds about it”.

      En cuanto a qué Iglesia estamos, me parece que lo que causaba un poco de duda al Padre (duda que yo comparto) es que San Ireneo, siguiendo una tradición que se reputa apostólica, adjudica esta iglesia a la de la época de las democracias. Por lo que no puede ser la del “milenio” (que sería coincidente con el 7º sello o la 7ª tuba, según las interpretaciones castellanianas), sino que sería –evidentemente– la Iglesia actual.

  3. El Viajante dijo:

    Curzio, podría Ud. precisar un poco eso de la “época de las democracias”?. Aunque soy castellaniano clase A, en algunas cosas no lo sigo (como en las ranas, y en aplicaciones muy “decimonónicas” de una exégesis literal-alegórica.

    Se esperan datos,

    El Viajante

  4. whiskerer dijo:

    Hay que ver viajante, es interesante de verdad la topada. Se de que cura habla, creo, un amigo suyo que fuma pipa me lo mentó una vez.
    Por otro lado, hay otro que sabe también y piensa que la parusía y el juicio serán una sola cosa. Basándose, entre otras cosas, en lo que dice San Pablo de que algunos no morirán y serán “arrebatados” o “transformados” (es decir, los que estén vivos en ese momento). Dice también que Laodicea significa a su vez “juicio del pueblo”, o “popular” o algo así, y lo relaciona, no al juicio final sino con el “juicio” que actualmente está a cargo de los mass media.
    Está también, en contra del milenismo, creo yo, esto de que al final del milenio se desata al Diablo por un corto lapso de tiempo, lo que no veo como pueda ser con Cristo ya reinando, aunque sea sólo con los santos.
    Y que hacemos con la carta a Laodicea? “Conozco tu obras: No eres frío o hirviente! Así, porque eres tibio, y ni hirviente ni frío, voy a vomitarte de mi boca..” Y sigue, achácandole otras linduras por el estilo… entonces ¿cómo explicar que es la época de la Iglesia con Cristo ya manifestado y reinando?
    No se me escapa tampoco que todos los primeros padres eran milenistas y que San Jerónimo fue el que se dio vuelta y convenció a San Agustín de que cambiara el libreto.
    Un poco a las apuradas, el Whiskerer.

  5. El Viajante dijo:

    Ese cura debe ser, tengo tres amigos fumadores en pipa y que Ud. conozca (porque somos pocos y nos conocemos mucho), uno solo.
    Pienso igual que Usted y el tema del milenio se me plantea de forma ambivalente: por una parte la exégesis no milenarista (lease, no literal) no tiene sentido alguno, es de los más forzado posible y por el otro, me cuesta, racionalmente, concebir el Reino Milenario.
    De cualquier manera creo que la cosa está en que no tiene por que ser aceptado racionalmente ni por mí, ni por usted ni por nadie, dándole fuerza a la tesis lacunziana y castellaniana. Hay otras cosas de por medio, otras “claves” importantes (La conversión de los judíos y cuando será, las resurrecciones, el Reino Espiritual de los Santos en el Milenio, etc) pero creo que la principal, la principalísima para nosotros, cristianos cachafaces del siglo XXI que intentan tirarle al bulto, es si habrá un florecimiento de la Iglesia y de la Cristiandad (el Gran Papa y el Gran Rey).
    En eso soy duro y puro castellaniano: NO, no hay ni habrá restauración. Fíjese que algo así digo por ahí en la entrevista que me hizo Tollers.

    Ud que dice?

  6. whiskerer dijo:

    Por supuesto que faltan mil cosas que considerar.
    Pienso que no habrá tal restauración de la Iglesia. Porque no está en las profecías canónicas, sino más bien todo lo contrario.
    Creo que ni siquiera va a darse una restauración del hombre: No veo cómo la abolición del hombre pueda tener marcha atrás. Es un mal incurable que se expande irreversiblemente.
    Y tampoco está en Fátima, como piensan algunos -no todos- Lefes, como De Galarreta, que hace un par de años por lo menos creía en una Iglesia triunfante acá abajo. Daba la impresión de que tenía la certeza de ello (lo escuché de él con mis propios oídos).
    Me interesan estos temas, el milenio, las resurrecciones, pero más me interesa -o debería- resucitar, en la segunda, y entrar “cagando” con 4 al purgatorio.

  7. El Viajante dijo:

    Pensamos igual whiskerer, exactamente igual. Por lo menos, aunque somos pocos…somos.

    • Juancho dijo:

      Somos pocos, pero es un aliento para nuestra fé saber que no estamos solos. Aun cuando no nos conozcamos las caras.

      Juancho.

  8. Pippin dijo:

    Don Viajante
    En la interpretación de las últimas dos Iglesias, Filadelfia y Laodicea, creo que es donde más contradicciones tiene Castellani (con todo el respeto de un gusano por el maestro) y con lo que menos estoy de acuerdo es cuando dice que Laodicea es la Iglesia del Milenio. ¿Cómo? ¿No era que en el Milenio se cumplen las profecías, reinan los santos con Nuestro Señor, QUE YA VINO POR SEGUNDA VEZ, etc.? ¿Cómo a una Iglesia así Dios la va acusar de tibia y la va a estar por vomitar de su boca? A mí no me cierra.
    Además en de ser así, la Parusía es en Filadelfia. Pero en Filadelfia dice vengo pronto y en Laodicea estoy a la puerta y llamo. Si ya vino en Filadelfia ¿cómo es que está todavía a la puerta en Laodicea?.
    También en Filadelfia se anuncia la “próxima” tribulación, la gran prueba a la que será sometido todo el mundo, de la que Dios promete salir airosos a los fieles “Yo te cuidaré”. O sea, que la tribulación está por venir, todavía no vino en Filadelfia.
    Finalmente, el padre Castellani dice que en Filadelfia está profetizada la conversión de los judíos (así como en la visión de la Mujer coronada de estrellas) cuando habla de que los hará arrodillarse y reconocer “que Yo te he amado”. ¿¿¿???
    Conclusión mía: todavía estamos en Sardes (aunque no lejos de Filadelfia), y me parece perfectamente aplicable a nuestra época eso de “tus obras no están llenas”, pura cáscara, pura apariencia…

    Pippin
    Hobbit ignorante apocalíptico

    • El Viajante dijo:

      Pippin,

      ¡Pucha digo! ¡en que brete me metió! Si no recuerdo mal, entre el sinnumero de discusiones entre Mungué Murray, Jerónimo Delrey (si espacio en “Los papeles…”) y Benjamín Benavides, se plantea su posición “tal cual”. Quizás fue en una charla con amigos y se me mezcló todo, puede ser, pero no creo.

      Le digo lo que pienso de CIERTAS cuestiones que están en su comentario que puedo responder rápido. Me dejó en bolas y a los gritos como nuestros hermanos (?) los indios.

      Si Sardes o Filadelfia se corresponden a la actualidad no tengo ni idea, yo me inclino por creer que algunos nacieron en Sardes y otros en Filadelfia. Es decir, la “bisagra” es reciente. Me inclino a creer eso y lo confirmo justamente en esas contradicciones que usted indica por una parte, y por otra en la “forma de concebir estas cuestiones” de tal o cual. Un elemento importante a introducir es si la última Iglesia es histórica o metahistórica. Esta distinción aclararía los tantos, o algunos al menos.
      Respecto la conversión de los judíos, le digo que creo que será JUSTITO, JUSTITO, JUSTITO en el borde, sobre la cornisa y no tengo claro si serán muchos o pocos los que se conviertan (no entiendo de donde sacan que será MASIVA y ABSOLUTA, general).
      De cualquier manera, y para no hacer esto largo, creo que lo importantísimo, lo crucial, en esta quaestio castellaniana está en dar por tierra con esas ideas franchutes decimonónicas del Gran Papa y el Gran Rey, de una restauración de la Cristiandad por un lapso X de tiempo. Más justificadas en visiones privadas, beatería y voluntarismo que en San Juan el Divino. Hoy en día hay pilas y pilas de fieles creyentes en esa mistificación que me da miedo y mucho. ¡No sea cosa que se compren un Panchampla bien vestido y prolijito y se los fumen a todos en pipa!

      ¿Qué dice Ud?

      • Pippin dijo:

        Don Viajante
        Empiezo de abajo hacia arriba:
        1- Tampoco creo en toda la cuestión del Gran Papa y el Gran Rey. No sólo porque a mí se me ocurre así, sino porque no veo ninguna base en la Revelación. Más bien todo lo contrario. Precisamente en Filadelfia parece haber un tiempo de paz, pero no habla de esplendores y masas, sino del pequeño resto fiel: “conozco tus obras, eres pequeña pero has mantenido mi nombre” (cito de memoria, perdone la imprecisión).
        2- Lo de la conversión de los judíos es un tema más complejo. Muchos piensan como Ud. y otros también hablan de que el magno acontecimiento de la conversión se producirá LUEGO de la manifestación del Anticristo, que los engañará y al reconocer el engaño, se convertirán. Linda historia, pero no me cierra. Tengo claro que el Apocalipsis no se lee “de corrido”, pero si la interpretación de la Mujer coronada de estrellas es la conversión de los judíos, hay una sucesión de hechos más o menos así: aparece la Mujer, aparece el Dragón o sea el Diablo, el Diablo quiere devorar al Hijo, no puede, persigue a la Mujer, Dios la preserva y la lleva al desierto, el Diablo se para a la orilla del mar y surgen del mar la primera Bestia o sea el Anticristo y de la tierra la segunda Bestia, o sea el Pseudoprofeta. Conclusión: la Mujer pare a su Hijo (conversión de los judíos), es perseguida por el Demonio y recién entonces surge el Anticristo. Lo cual además cuadra perfectamente con que la dicha conversión se produzca en Filadelfia, antes de la gran tribulación, antes de Laodicea que sería el período en donde aparecería el Anticristo. Sigue (perdón la extensión)

  9. Pippin dijo:

    3- Sobre si estamos en Sardes o Filadelfia… No sé, a mí me parece que todavía no se ha abierto la puerta de la conversión, que la Iglesia no es tan pequeña como parece indicar la carta a Filadelfia… Salvo que Ud. quiera aplicar todo esto a la FSSPX como hacen algunos convenientemente, cosa que a mí no cuadra ni por las tapas.

    Disculpe la extensión, pero me apasioné un poquito.

    Pippin

    • El Viajante dijo:

      ¡Y yo que me dedicaba a escribir rencesiones bibliográficas!

      Apasiónese todo lo que quiera, pueda o necesite. Lo entiendo. Puedo coincidir (o no, depende el caso) con lo que ha dicho en la primera parte de su comentario. Ya será el Tiempo y podremos (nosotros o quienes nos continúen en este Valle de Lágrimas) saberlo.

      Lo del punto tres… que quiere que le diga, no lo entendí, y si entendí bien,, esos que Ud. nombra piensan con… la rodilla (por no decir el culo).

      Quizás no lo entendí. Por las dudas me disculpo.

      ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s