24. En tren a Bella Vista: vigésimo cuarta entrega: Dolina

Jueves:

Un gris oscuro, plomo, del plomo de los caños y no del plomo de los muestrarios de pinturería se veía hacia el oeste. Irusta al fondo.

Un tipejo, subiéndose a su auto, dijo al aire: “se viene el agua”. Yo caminaba la primera de diez cuadras hacia el tren pensando en que si llovía me iba a mojar y además, sin duda, recordar al tipejo. No pasó.

Lo que pasó fue lo de siempre: unos cientos de metros -mil quizás- por Senador Morón, el vendedor de ropa usada (¿o nueva?) y el viejo con cara de leprechaun con sus patillas tupidas y blancas a la altura de la casa grande de ladrillos.

El viejo es un personaje silencioso de este blog (bitácora según indica la señora gorda de La Nación que nos enseña a hablar) porque desde el primer día participa de mi periplo bellavistense aunque nunca lo haya nombrado aquí. El también sabe de mi existencia porque me mira, cuando nos cruzamos – sucede muy a menudo – con cara de “¿otra vez vos?. Quizás el viejo no me tutea.

El leprechaun siguió su ruta y yo la mía hacia el tren. Allí volvería a mi libro y a la aparición de los Eldila, de esos inorgánicos “seres de energía multidimensional” en el Cuartito Azul. Allí, en presencia de Perelandra (Venus), Malacandra (Marte), Lurga (Saturno), Glund (Júpiter), Viritrilbia (Mercurio) y el poderoso Oyersa de Júpiter, Glund-Oyarsu o Glundandra, el Padre de la Justicia, el que fue confundido no pocas veces con el Hacedor, con el que hace joven a Maleldil el Joven y que por Él lo hizo todo, Ransom y Merlín sentados, esperaron.

En esa Kosmophanía se desplegó toda la Trilogía de Ransom de C.S Lewis, todo su Imaginarium – aunque tal mote quedaría corto, cortísimo -. Esa manifestación de los ángeles de Maleldil (aunque Ransom, nuestro protagonista, haya aclarado, paginas antes, que no alcanzaría tal definición), momentum sublime de “Esa Horrible Fortaleza”, se me figuró, leyendo, a la altura de la estación Saenz Peña.

El tren, sitial de lectura, a veces no alcanza.

El tren  a veces doliniza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s