4. En tren a Bella Vista cuarta entrega: Ortodoxia.

Día 19 o 20:

“Many critics complained of the book called “Heretics” because it merely criticised current philosophies without offering any alternative philosophy. This book is an attempt to answer the challenge. It is unavoidably affirmative and therefore unavoidably autobiographical”.

Muchos críticos se quejaron del libro llamado “Herejes” porque se limitada a  críticar a filosofías hodiernas sin ofrecer alguna filosofía alternativa. Este libro es un intento de respuesta a ese desafío. Es inevitablemente afirmativo y, por eso, inevitablemente autobiográfico”.

(G.K. Chesterton “Orthodoxy”)

Se evidencia, a todas luces, que “En Tren a Bella Vista” es inevitablemente autobiográfico. Reconozco los trazos literarios “de más” y otras cosas. Pero por inevitablemente afirmativo, es vero.
El párrafo ut supra repiqueteó en mi cabeza a la altura de Estación Martín Coronado. Magdalena Ruíz Guiñazú vociferaba en la radio que venía escuchando con auriculares acerca de algún corte de calles o sobre el estado de la Panamericana. Yo estoy en el tren. Nada de eso me afecta. Soy libre, pensé.
Pero dos nuevos pensamientos, junto al primero acerca de ésta publicación, atacaron mi mente alrededor de las 6 43 A.M mientras me encontraba semirecostado sobre un asiento del FF.CC Urquiza y me estremecieron:
Primero, que estaba escuchando la radio. La radio. A Magdalena Ruiz Guiñazú. No estaba leyendo. El San Martín, el tren lictor, finalmente había vencido al Urquiza que se abandonó en la vulgaridad de la radio matinal. Quizás sea este el motivo por el que los viajeros del “Sanma” aborrezcan irracionalmente del Urquiza. Quizás los viajeros del Urquiza oyen la radio y por eso vomitan al solo escuchar el traqueteo del tren diesel antagónico. Yo, viajero externo, ajeno, libre, pululo por ambos ramales, por ambos mundos. O mundillos.
El segundo pensamiento que invadió mi mañana conurbanense fue la posibilidad, quizás remota sin duda, de comprar un auto. Un auto me llevaría a Bella Vista mucho más rápido. Si el tren a contramano es cómodo, pero no veloz, la autopista si lo sería. No hay nadie nunca. me alegré haciendo cuentas y viendo que la factibilidad del vehículo no era descabellada. Pero sucedió lo terrible. Si tuviera un coche no viajaría jamás “En tren a Bella Vista”. No leería más en el Sanma ni escucharía la Radio en el Urquiza. Sentí terror. Un profundo terror.
Mi modus vagandi se sintió en peligro esta mañana. Tengo miedo. Miedo de mi mismo, miedo de estar mimetizándome con el San Martín, quizás con el Urquiza, o aún peor, con Bella Vista.  Miedo porque se que el viaje me sería insoportable sin leer.Sin la autorización silenciosa del tren para que abra el libro por la mañana. Y lo supe. Lo supe todo.
No me interesan las gorditas que venden panes chatos, Palermo, Chacarita, el 39 ni nada. Me interesa el tren, y me interesa Bella Vista. ¿Podré acaso escindirlos?  ¿Podría traicionar el vagón a cambio de un vehículo común?
Ya veremos como se suceden las cosas. Mientras tanto, sigo viajando en tren a Bella Vista, mientras tanto sigo esquivando mujeres que llevan a sus hijos en autos familiares, mientras tanto pateo las hojas otoñales de Moine, Francia, Morón, San Martín o Sourdeaux. Mientras tanto seguiré tomando café en Trevi una vez por semana observando a las chicas y chicos que pasan y a los mutantes que usan piercings en la mejilla.
Mi libertad bellavistense se sustenta en el tren, solo en el tren. Hoy lo se.
Mi día terminó sin contratiempos, después de todo, era cortita la cosa, asi que voy a pasear un rato y despúes, solo despúes, tomar el tren. Que alegría. Tomar el tren.
PD: Viendo que han entrado muchas personas a ojear este blog sin interés, hago extensiva a quien lo considere menester la cita del Gordo Gilbert.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s